Proteína en forma de requesón.

Los alimentos ricos en proteínas constituyen un esencial en cualquier dieta, pero al momento de escogerlos, siempre es conveniente supervisar su aporte de grasas, sobre todo, si nuestro objetivo es cuidar la composición corporal para perder grasa y ganar músculo.

Con esta finalidad, existen varios alimentos cuyo aporte de proteínas es significativo, pero muy pocos contienen bajo contenido graso, como es el caso del requesón, una fuente importante de proteínas de alto valor biológico y pocas grasas.

El requesón es considerado un queso por muchos, aunque la definición exacta sería un lácteo que proviene del suero de leche cuajado. Por esta razón, todas las proteínas de la leche que quedan en el suero se concentran formando el requesón.

Además, debido a que no posee maduración, como es el caso de los quesos, su porcentaje de agua es elevado (80%) y su aporte de grasas es muy bajo, ya que sólo brinda 4 gramos por cada 100 de alimento, pudiendo ser la mitad si el requesón es desnatado.